Bosques en el Parque Nacional de Aigüestortes

Una de las grandes peculiaridades del parque nacional de Aigüestortes es que su gran extensión y su ubicación hacen que dentro del propio parque puedan distinguirse dos climas diferentes. El mediterráneo por un lado y el clima de alta montaña por otro. Esta circunstancia da lugar a que la flora y la fauna que podemos encontrar en el mismo sea todavía más diversa.

Dentro del parque de Aigüestortes podemos encontrar zonas de alta montaña, valles y también zonas boscosas. Es precisamente en esos bosques donde puede observarse una mayor variedad de flora y árboles.

Hasta la actualidad se han catalogado en Aigüestortes algo más de 1.400 especies vegetales diferentes y la catalogación todavía no ha terminado.

Existen dos entradas diferentes al parque y en cada una de ellas pueden observarse bosques mixtos compuestos de abedules, hayas y abetos. Estos árboles son los que pueden observarse con más frecuencia a lo largo de todo el territorio del parque. Hasta llegar aproximadamente a los 2.000 metros de altura, es frecuente encontrarse con bosques de este tipo acompañados de vegetación baja como el enebro, la brecina e incluso los arándanos en ciertas zonas.

En las zonas cercanas a los 2.000 metros también es posible observar bosques compuestos únicamente de abetos. La zona en que crecen los abetos suele ser más oscura que otro tipo de bosques, por lo que en estas zonas no suele haber demasiada proliferación de arbustos, aunque esporádicamente pueden encontrarse arándanos, violetas y algunos tipos de musgo.

En la zona de la ribera de Caldes nos encontramos con bosques de hayas y abetos y también con zonas de bosque compuestas únicamente por hayas. Se trata de pequeños bosques en los que estos árboles conviven con algunas otras especies como el sauce, el avellano o el boj.

A medida que se gana altura el paisaje comienza a cambiar y las hayas, los abetos y los abedules dejan paso al pino negro. Esta especie es muy resistente al frío y la nieve y por ello es tan frecuente ver este tipo de pinos en las zonas de alta montaña. En estos bosques de pino negro es también muy frecuente observar la presencia de musgos, arándanos, boj y rododendro. Así como gayuba y enebro en aquellas zonas en las que los árboles están más dispersos.

Además de árboles y plantas, en estos bosques pueden encontrarse algunas especies cuyo hábitat natural son los mismos, es el caso de las ardillas, los jabalíes, el gamo o el lirón gris entre otros.

Bosques en el Parque Nacional de Aigüestortes
1 (20%) 1 vote

Deja un comentario

Ayúdanos a seguir con este proyecto y suscríbete!