Conservación de los ecosistemas acuáticos en el Pirineo

La creación de Parques Nacionales tiene como objetivo que podamos disfrutar de la naturaleza a la vez que se da una especial protección a la flora y la fauna que tiene su hábitat en dichos parques.

A pesar de las fuertes medidas de conservación adoptadas en parques como Aigüestortes para evitar que la presencia humana cause daños irreparables en el entorno natural, lo cierto es que algunas especies vegetales y animales suelen verse amenazadas por varios factores como la acción de cazadores o pescadores furtivos, o la entrada en el hábitat de especies externas que acaban con la población local.

En los ecosistemas acuáticos de los Pirineos en los últimos años se ha venido detectando un descenso en la población de ciertos animales acuáticos y por ello desde la Unión Europea se ha aprobado un programa que está destinado a la conservación y restauración tanto de turberas como de lagos para proteger a las especies acuáticas de alta montaña.

Dentro de este programa uno de los grandes protagonistas es el Parque Nacional de Aigüestortes, para cuya conservación se han destinado un total de 2,6 millones de euros.

LIFE+LimnoPirineus

LIFE+LimnoPirineus

Gracias a esta financiación, desde el pasado 1 de junio está en marcha el programa LIFE+LimnoPirineus, destinado a mejorar y conservar el hábitat acuático para garantizar la pervivencia de animales como la rana bermeja o el tritón pirenaico entre otros y la de plantas como el llantén de agua flotante.

Dentro de este plan de conservación se llevarán a cabo estudios sobre el grado de conservación de los diferentes hábitats y especies y recomendaciones para mejorar la conservación del entorno y garantizar así la pervivencia de las especies animales y vegetales amenazadas.

A fin de conseguir un hábitat lo más natural y similar al entorno al que están acostumbrados plantas y animales, se adoptarán medidas para acabar con especies invasoras y se reintroducirán especies para aumentar las poblaciones en riesgo de desaparición.

Para garantizar que estas especies perviven y que su hábitat es el adecuado, durante este verano se desarrollarán además en Aigüestortes campañas de sensibilización ciudadana, abriéndose además centros de divulgación para dar a conocer las actividades que se están llevando a cabo, y es que en algunos casos un exceso de afluencia turística y el indebido comportamiento de los visitantes pueden ser causantes de daños al hábitat natural.

Con la adopción de estas medidas se espera que plantas, animales y humanos puedan convivir en un mismo espacio y disfrutar del mismo sin dañarse unos a otros.

Vota es post!

Deja un comentario

Ayúdanos a seguir con este proyecto y suscríbete!