Fiestas de verano cerca de Aigüestortes

El verano es la época por excelencia de la celebración de fiestas regionales y locales y en Aigüestortes y sus alrededores también.

Uno de los eventos más populares en esta región y de los que más se están dando a conocer últimamente son las fallas, que se celebran en fechas alternas en diferentes localidades.

La temporada de fallas comienza con las de Durro y la fiesta de Sant Quiric a mediados del mes de junio. Durante la mágica noche de San Juan se bajan las fallas de Boí. Ya en el mes de julio se celebran las fallas de Barruera y las de Erill la Vall. La temporada de fallas se cierra a mediados del mes de julio con las de Taüll.

Para preparar las fallas todos los participantes preparan faros con árboles de la zona más alejada del pueblo, aunque también se pueden elaborar con madera de pino con una tea. El objetivo es crear una antorcha.

Durante la tarde de las fallas los participipantes suben al monte con sus fallas apagadas y meriendan una vez que han llegado arriba. Cuando cae la noche se encienden los faros y las fallas y comienza la bajada que en algunos tramos se hace andando y en otros corriendo, hasta llegar al pueblo. En el centro del pueblo espera una gran hoguera a la que se arrojan todas las fallas.

Esta fiesta tiene tanta tradición y es tan importante que recientemente ha recibido la clasificación de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por parte de la UNESCO.

Fallas Vall de Boí

Fallas Vall de Boí

Durante el verano podemos disfrutar de una gran variedad de fiestas en las localidades que rodean al Parque Nacional de Aigüestortes y en todas ellas la tradición tiene una gran presencia.

Acabado el verano Aigüestortes sigue recibiendo un buen número de visitantes y los que se animen a hacer su visita durante el otoño podrán disfrutar de una de las ferias más tradicionales de la región, la Feria de Barruera.

Esta Feria se organiza conjuntamente entre el sector ganadero, comercial y turístico del valle, recuperando así una tradición que se había perdido en los años ‘40 del siglo pasado. A principios del mes de octubre Barruera se convierte en un lugar de intercambio y compra y venta entre los habitantes del Valle de Boí. Una experiencia única para conocer más sobre la antigua forma de vida en esta región de alta montaña.

Fiestas de verano cerca de Aigüestortes
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ayúdanos a seguir con este proyecto y suscríbete!