Los parques quieren ser más accesibles

La accesibilidad gana cada vez mayor protagonismo a nivel social y los parques nacionales no quieren quedarse atrás en este materia. Sin embargo, garantizar la accesibilidad en un lugar como el Parque Nacional de Aigüestortes no es tarea sencilla y es que se trata de un enclave natural situado en pleno Pirineo leridano, rodeado de naturaleza y obstáculos que no son fáciles de salvar para garantizar la accesibilidad de personas con movilidad reducida.

Los parques quieren ser más accesibles

A pesar de las dificultades que presenta el entorno, el Parque Nacional de Aigüestortes ha acometido en los últimos años una serie de mejoras para facilitar la accesibilidad de sillas de ruedas, carros de bebés, invidentes y otras personas cuya movilidad esté reducido por un motivo u otro.

Entre las medidas puestas en marcha se han instalado pasarelas de madera para facilitar el acceso de sillas de ruedas y carros de bebé a los enclaves más emblemáticos del parque, se han instalado carteles indicativos en Braile y se han construido lavabos adaptados, entre otras medidas.

A nivel institucional las autoridades también han mostrado su preocupación por la accesibilidad a los enclaves naturales, especialmente a los parque nacionales. Precisamente por ello a mediados del mes de octubre el MAGRAMA, dentro del Programa de Formación Ambiental del Organismo Autónomo Parques Nacionales, ha puesto en marcha un curso estrechamente relacionado con la accesibilidad.

El curso ha estado destinado a los profesionales del turismo en la montaña, así como a educadores y guías interpretadores ambientales, monitores y otros colectivos que trabajan en parques nacionales. Los asistentes al curso han podido visitar el parque de Aigüestortes, que a día de hoy es uno de los más avanzados en materia de accesibilidad.

En el curso se han analizado en profundidad aspectos como la accesibilidad, el turismo inclusivo y la diversidad funcional. A través de materiales teóricos de diverso tipo y de la experiencia de los profesionales que han participado en el curso, se han dado unas pautas a los asistentes para conseguir que las visitas a los parques nacionales puedan ser aptas para todo tipo de personas, convirtiendo estos enclaves naturales en un espacio de integración y convivencia.

La realización de cursos de este tipo supone un esfuerzo más por parte de las autoridades y los trabajadores de los parques nacionales por conseguir la integración de las personas con algún tipo de discapacidad y que todos podamos disfrutar de la naturaleza en igualdad de condiciones.

M.J.

Los parques quieren ser más accesibles
5 (100%) 3 votes

Deja un comentario

Ayúdanos a seguir con este proyecto y suscríbete!