Turismo accesible en Aigüestortes

El Parque Nacional de Aigüestortes es un enclave natural de alta montaña que, a pesar de poder ser recorrido en ciertos tramos en taxis 4×4 y en bicicleta, debe ser recorrido a pie para poder conocerlo en su integridad.

Dentro del parque los visitantes pueden encontrar señaladas diversas rutas de senderismo en las que se indica su nivel de dificultad y el tiempo estimado que se tarda en realizar la ruta. De esta forma los visitantes se aseguran de elegir una ruta que sea acorde a su forma física.

A fin de que todo el mundo pueda visitar y disfrutar del entorno del parque, se han creado una serie de rutas adaptadas para que las personas de movilidad reducida también puedan visitar el único Parque Nacional que existe en territorio de Cataluña.

Tratándose de un entorno de alta montaña, el mismo está lleno de accidentes geográficos que dificultan el hacer una ruta adaptada, no obstante en este parque se ha conseguido ofrecer 3 rutas especialmente adaptadas para las personas de movilidad reducida.

A través de unas pasarelas de madera que se integran a la perfección con el paisaje natural, se han construido unas rutas alternativas que permiten a personas con movilidad reducida, ya sea porque usen sillas de ruedas o muletas o bien porque lleven carritos de bebé, poder visitar algunos de los puntos más interesantes de este parque.

Con más de un metro de ancho y zonas más anchas cada 100 metros para permitir el tráfico en ambos sentidos o el cambio de sentido, estas pasarelas son además idóneas para las personas con algún tipo de deficiencia visual ya que están dotadas de barandillas que permiten hacer el paseo con seguridad.

En la actualidad las tres rutas que están habilitadas para las personas con movilidad reducida son: la ruta de la altiplanicie de Aigüestortes, la ruta del Puente de la Gorja y una tercera pasarela de aproximación al Lago de Sant Maurici.

El acceso al parque en vehículo está prohibido y por la zona solo pueden circular los taxis 4×4, que además están limitados y solo pueden circular por unas determinadas zonas. A pesar de ello, si alguna persona con movilidad reducida desea visitar el parque y por cualquier motivo no puede hacerlo a través de las pasarelas habilitadas, puede pedir un permiso especial para poder realizar su visita en coche.

Con medidas como estas se pretende que todo el mundo pueda disfrutar de este entorno natural, no importando las limitaciones físicas que se tengan.

Vota es post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ayúdanos a seguir con este proyecto y suscríbete!