¿Vas a visitar Aigüestortes? No pierdas de vista estos consejos

El Parque Nacional de Aigüestortes es uno de los enclaves naturales más bellos que pueden encontrarse en el Pirineo leridano. Con miles de hectáreas por recorrer, una visita a este parque implica tomárselo con paciencia, ser consciente del estado físico de cada uno y seguir estos consejos que pueden ayudarnos a mejorar la experiencia de la visita.

Lo primero que deben tener en cuenta los visitantes es que el acceso de vehículos no está permitido dentro del parque, por lo que habrá que dejar el coche en algunos de los parkings habilitados a tal efecto en las inmediaciones del mismo. Durante los meses de verano se establece un servicio de bus que acerca a los visitantes a los puntos más destacados de este parque.

Para aquellas personas que por cualquier motivo no puedan andar durante demasiado tiempo, dentro del parque hay un servicio de taxis todoterreno. No obstante a la hora de contratar los mismos conviene tener en cuenta que estos vehículos tienen un acceso limitado y no pueden circular libremente por todo el territorio del parque.

Debido a su gran extensión, conocer el parque en un solo día es imposible, aquellos que quieran hacer una visita más o fondo o que quieran practicar deportes como el senderismo o el montañismo, encontrarán dentro del parque diversos refugios. Dada la limitada capacidad de los mismos se recomienda reservar. En las inmediaciones del parque pueden encontrarse también zonas habilitadas para el camping, pero hay que tener en cuenta que la acampada dentro del propio parque es una actividad absolutamente prohibida.

El parque puede visitarse durante todo el año. En invierno hay que tener especial precaución con la climatología e informarse sobre el tiempo que hará antes de iniciar la visita. Tanto si se realiza la visita en verano como si se acude al parque en invierno, entre la equipación de los visitantes no puede faltar un chubasquero para resguardarse de las precipitaciones, que son muy frecuentes en Aigüestortes, y unas botas de montaña para poder caminar con mayor seguridad por la zona.

El parque es el hábitat de un gran número de plantas y animales, algunos de ellos en peligro de extinción. Es importante que la presencia humana afecte lo menos posible a esos animales y por ello se recomienda no hacer demasiado ruido y no depositar basuras fuera de los lugares habilitados para ello.

Guía para el visitante de Aigüestortes

El Parque Nacional de Aigüestortes y su entorno son uno de los rincones más visitados dentro del Pirineo leridano y es que cada año esta región recibe miles de visitantes llegados de todos los lugares del mundo y dispuestos a descubrir la belleza natural del parque y la cultura de los pueblos de la zona.

A la hora de hacer una visita a este parque hay ciertas consideraciones que deben tenerse en cuenta. En relación con los accesos al parque conviene aclarar que el parque dispone de varias entradas, aunque las más utilizadas son la entrada de Boí en la comarca de la Alta Ribagorça y la entrada de Espot, en la región de Pallars Sobirà.  En ambos casos los visitantes pueden encontrar zonas de parquing para dejar estacionados sus vehículos, ya que estos no tienen permitida la circulación por el parque. No obstante, aquellas personas con movilidad reducida pueden obtener un permiso especial para entrar al parque con su coche.

Durante los meses de verano se establece un servicio regular de autobuses que permite a los visitantes llegar desde las localidades cercanas hasta el parque. También se activa el servicio de teleférico.

Para los que no deseen caminar demasiado, tanto en Espot como en Boí existe la posibilidad de contratar un servicio de taxi 4×4 que acercará a los visitantes a algunos de los lugares más emblemáticos y más visitados del parque. El servicio de taxis 4×4 funciona durante todo el año, siempre y cuando la meteorología así lo permita.

Para obtener información útil sobre Aigüestortes, los lugares más interesantes de visitar e incluso para alquilar material como los prismáticos, se recomienda una visita a las Casas del Parque en Espot y Boí. En estos centros de información los visitantes pueden observar además tanto exposiciones permanentes como exposiciones temporales que les ayudarán a conocer más en profundidad el entorno del parque, su flora y su fauna.

A la hora de realizar una visita a Aigüestortes se puede elegir entre diversas rutas de senderismo con diferentes niveles de dificultad adecuadamente indicados en cada una de ellas. El parque está además adaptado para que las personas con movilidad reducida puedan visitar algunas de las zonas más emblemáticas del mismo.

En todo caso los visitantes deberán cumplir las normas establecidas para una mejor conservación del entorno. En caso de querer denunciar algún tipo de infracción, pueden dirigirse a los guardas del parque.

 

Equipamientos e itinerarios que harán más fácil tu visita a Aigüestortes

La extensión del Parque Nacional de Aigüestortes (más de 14.000 hectáreas) es tan grande que es imposible verlo en una sola visita. Aunque cada visitante tiene sus propias preferencias, existen zonas que son muy populares entre los visitantes llegados de todos lados del mundo, como el pico de Els Encantats o el lago de San Mauricio.

A fin de facilitar la visita, existen equipamientos e itinerarios que de no debemos perder de vista. El primero de ellos son las conocidas como casas del parque. Se trata en realidad de puntos de información situados en las zonas más populares de acceso al parque. En estas instalaciones los visitantes pueden encontrar interesantes recursos que harán más fácil su visita como mapas, centros de documentación y servicios de alquiler de prismáticos para la observación de las aves. En las casas del parque es también frecuente encontrar exposiciones de carácter temporal y otras de carácter permanente que ayudarán al visitante a conocer más en profundidad algunos aspectos del parque.

Para los que deseen saber más sobre la cultura de la zona o sobre otras cuestiones como la flora o la fauna, en los pueblos cercanos al Parque Nacional de Aigüestortes pueden encontrarse numerosos museos .

Iniciada la visita al parque el visitante encontrará señalización para orientarse y senderos que están debidamente indicados según su dificultad y duración y que le ayudarán a llegar a las zonas más concurridas del parque. Para aquellas personas con movilidad reducida, el parque cuenta con pasarelas de madera para facilitar la visita.

A lo largo del recorrido el visitante puede ir encontrando zonas recreativas para su descanso y miradores panorámicos que facilitan el visionado del paisaje y la observación de las aves que habitan en Aigüestortes.

Ya hemos comentado al principio de este artículo que para conocer Aigüestortes en profundidad es necesario alargar la visita durante más de un día. Para aquellos que sean amantes del senderismo o el montañismo y deseen hacer rutas de varios días por el parque, pueden encontrar una amplia oferta de refugios distribuidos a lo largo de toda su extensión.

Para que la visita resulte una experiencia agradable, es imprescindible seguir las indicaciones que se encuentran repartidas a lo largo de todo el parque y abstenerse de realizar aquellas actividades que están prohibidas, como molestar a los animales que viven en el parque, hacer fuego o arrojar basura.

 

Senderismo deportivo e interpretativo en Aigüestortes

Un enclave natural como el del Parque Nacional de Aigüestortes es el escenario perfecto para la práctica de deportes en la naturaleza, especialmente del senderismo y el montañismo.

El senderismo es uno de los deportes que más se practican en Aigüestortes por personas llegadas de todo el mundo. Esta zona ofrece la posibilidad de realizar rutas de muy diverso tipo, desde las más sencillas para aquellas personas que quieren conocer este lugar sin cansarse demasiado, a las más complejas para aquellos que ya son especialistas en este deporte.

Además de diversas rutas, a la hora de practicar senderismo existen diversas modalidades de este deporte. La modalidad más extendida es el senderismo deportivo, en el que los deportistas caminan por los caminos habilitados al efecto e incluso suben a algunos de los picos más destacados del parque. Una de las rutas más comunes es la ascensión al Montardo, una caminata de 5 a 9 horas de duración con 1.100 metros de desnivel que permite a los caminantes disfrutar de unas vistas espectaculares al llegar a la cima. Otro ejemplo de ruta de senderismo deportivo es la ruta de ascensión al Aüt, con un menor desnivel que la anterior (sobre los 900 metros) y una duración de 4 a 6 horas.

La segunda opción de senderismo es el senderismo interpretativo. En esta modalidad se mezcla la práctica deportiva con la cultura y el aprendizaje. En Aigüestortes es común encontrar actividades que ofrecen a los visitantes la posibilidad de realizar una caminata adaptada a sus condiciones físicas y acompañar el paseo de información sobre la flora y la fauna que puede observarse en el parque o sobre los vestigios románicos que abundan en esta región. Este tipo de senderismo es una buena manera de hacer la práctica deportiva más amena y de introducir en este deporte a personas que no lo practican con regularidad, a la vez que es una ocasión única para aprender mucho más sobre el parque.

Para aquellos que quieren conocer el parque pero no se sienten en condiciones de recorrer una cantidad importante de kilómetros, existe la posibilidad de realizar pequeños paseos que por lo general no suelen tener una distancia mayor a los 2 kilómetros y que permiten conocer algunos de los lugares más significativos del parque y de sus alrededores, como el Salencar de Barruera o la Pla de l’Ermita en Sant Quirc de Taüll.

 

Centros de visitantes y otras instalaciones útiles en Aigüestortes

El Parque Nacional de Aigüestortes tiene mucho que ofrecer al visitante y su gran extensión hace que sea totalmente imposible conocerlo en una visita de uno o dos días. Por eso es muy recomendable que los visitantes se preparen antes su excursión para asegurarse de los puntos y enclaves que desean visitar.

Una buena idea antes de comenzar la visita es hacer una parada en las Casas del Parque ubicadas en Boí y Espot. Estos establecimientos operan como centro de información turística y de interés. En ellos el visitante puede obtener información sobre los puntos de interés, la forma de llegar a los mismos o las actividades que van a realizarse en el parque. Las casas del parque suelen contar además con exposiciones, algunas itinerantes y otras permanentes, que ayudarán a los visitantes a conocer más sobre la flora y la fauna del parque.

Existen otros centros de información como el de Senet y el de Llessui. Este último es además la sede del Ecomuseo de los Pastores de la Vall d’Àssua, con exposiciones permanentes sobre las actividades relacionadas con la ganadería ovina en el parque y sus alrededores. En el centro de Senet puede observarse una interesante exposición permanente que trata de la relación del ser humano con la fauna.

En verano, mientras funciona el servicio de teleférico, los visitantes encuentran también abierto el centro de Estany Gento, desde el que se puede visitar una exposición sobre los ecosistemas acuáticos del parque.

El parque cuenta además con un centro de documentación que ofrece información sobre el propio parque y las cuatro comarcas de su área de influencia. En este centro los visitantes pueden encontrar más información sobre la gestión del parque y sobre otros parques nacionales y espacios protegidos a nivel nacional y europeo.

El centro de documentación está dentro de la Casa del Parque de Boí y el acceso al mismo es gratuito para profesionales y particulares que quieran profundizar sus conocimientos sobre el parque.

A través de todos estos establecimientos el visitante puede obtener una gran cantidad de información sobre todo lo relacionado con el parque, desde aspectos relacionados con la legislación y la gestión administrativa, hasta cuestiones relativas a la conservación de la fauna y la flota.
Toda una variedad informativa que hará que la visita al Parque Nacional de Aigüestortes sea mucho más completa para los visitantes.

 

Normas para visitar Aigüestortes

El Parque Nacional de Aigüestortes es un espacio natural único que es además hogar de algunas especies animales y vegetales que se encuentran en peligro de extinción. Precisamente por ello es importante ser responsables a la hora de hacer una visita a este parque y seguir en todo momento las normas.

La circulación de vehículos por el parque está prohibida. Los visitantes encuentran a su disposición varias zonas de parking para dejar sus coches. Durante los meses de verano circula por la zona un autobús, por lo que se puede prescindir totalmente del vehículo privado.

En ciertas zonas del parque está habilitada la circulación de taxis 4×4. Si viajas con niños o con personas de movilidad reducida o si simplemente quieres conocer lo máximo posible del parque en una sola visita, puedes contratar los servicios de estos vehículos.

Las bicicletas también están sujetas a restricciones y sólo pueden circular por el parque hasta llegar a los puntos de información de Aigüestortes y Sant Maurici.

No está expresamente prohibida la entrada de animales domésticos en el parque, pero es necesario que estos vayan siempre atados y sean debidamente controlados por sus propietarios.

Aigüestortes se conoce a base de andar y andar. Existen gran cantidad de senderos señalizados según su dificultad y duración de los mismos. Es recomendable no abandonar los senderos. De esta forma velamos por nuestra seguridad y conseguimos una mejor conservación del parque.

Está terminantemente prohibida toda actividad de caza y pesca, así como atrapar o coger cualquier tipo de animal, planta, flor, setas, etc.

Las actividades de acampada están prohibidas. Si tu viaje va a durar varios días y quieres dormir dentro del parque, tienes a tu disposición diferentes refugios de montaña.

Procura que nadie se dé cuenta de tu paso por el parque. Evita dejar residuos de comida, colillas, papeles, etc. Llévalos contigo hasta el final de la excursión y deposítalos en las papeleras y contenedores que encontrarás por el camino.

No perturbes la tranquilidad del lugar, piensa que Aigüestortes es el hogar de muchos animales que pueden asustarse ante la presencia de demasiado ruido.

Los incendios forestales son siempre un riesgo latente, por ello abstente de encender cualquier tipo de fuego. Sólo en caso de extrema necesidad está permitido el uso de gas envasado.
Por último, recuerda que los guardas del parque están para ayudarte, si tienes cualquier duda acude a ellos.

 

Visita a Aigüestortes con niños

El Parque Nacional de Aigüestortes conforma el hábitat de un gran número de especies animales y vegetales que los visitantes pueden observar de primera mano. Este entorno natural resulta de gran interés para personas de cualquier edad y condición, por lo que se recomienda una visita con niños al mismo.

Con el paso de los años el parque se ha ido adaptando cada vez más para que aquellas personas que por cualquier cuestión tengan una movilidad reducida puedan también disfrutar de una visita a este entorno y conocer algunos de los puntos de mayor interés. En la zona se han instalado plataformas de madera que permiten una fácil circulación tanto de sillas de ruedas como de carritos de bebé. Estas pasarelas constituyen además una zona más segura para que los niños más pequeños puedan caminar sin riesgo a tropezar.

A la hora de visitar Aigüestortes acompañados por niños, se recomienda a los visitantes prestar una especial atención a los carteles que señalan los caminos para poder elegir una ruta que se adecúe a sus condiciones y que no resulte demasiado cansada para los pequeños.

Para quienes quieran visitar varios puntos de interés en un mismo día se recomienda el uso de los taxis 4×4 que circulan por el parque, especialmente si se va con niños. Durante la época estival también puede usarse el bus del parque y el teleférico para llegar de una forma fácil y cómoda a algunos de los puntos de mayor interés.

A fin de que la visita resulte más cómoda y segura, se recomienda vestir a los niños con calzado y ropa adecuada para la visita. Ropa cómoda y transpirable es lo más indicado para que los pequeños caminen por Aigüestortes. Además hay que tener en cuenta que se trata de una zona de alta montaña, por lo que es frecuente que en el camino puedan encontrarse raíces de árboles y/o piedras, por lo que se hace imprescindible que todos los visitantes usen calzado de montaña. Debido a las múltiples precipitaciones que caen en la zona, se recomienda llevar siempre en la mochila un chubasquero, aunque sea verano.

Las casas del parque son los centros de información. Antes de comenzar una visita con niños se recomienda acudir a alguna de ellas para obtener información sobre la climatología prevista para el día de la visita y sobre los itinerarios más recomendados para hacer con niños.

Fotos de Aigüestortes

 

 

 

¿Vas a visitar Aigüestortes? No pierdas de vista estos consejos
5 (100%) 2 votes

Trackbacks & Pings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ayúdanos a seguir con este proyecto y suscríbete!